Teléfono

Contacto:+(598)99-758-463

¿Como funciona?

¿Cómo funciona el método Billings de la Ovulación?


• La clave para el reconocimiento de la fertilidad: el moco cervical.
• El patrón básico de infertilidad (PBI)
• El patrón cambiante de infertilidad
• Llevar un registro
• La cúspide de la fertilidad
• Las fase infértil posovulatoria
• Las cuatro reglas simples del MOB

La clave para el reconocimiento de la fertilidad: el moco cervical


El aparato reproductor es de una complejidad maravillosa. El cérvix (cuello del útero) produce distintos tipos de moco, fácilmente reconocibles, a lo largo del ciclo, en respuesta a los cambios en los niveles hormonales.
La investigación científica scientific research exhaustiva ha demostrado que el moco cervical es esencial para la fertilidad. Protege y nutre a los espermatozoides, de manera tal que retienen su capacidad fertilizadora. Forma canales que ayudan a los espermatozoides a viajar a través del aparato reproductor para encontrarse con el óvulo y fertilizarlo. Y actúa como filtro, destruyendo las células espermáticas imperfectas.
La clave para entender tu fertilidad es lo que sientes en la abertura vaginal, llamada vulva, mientras haces tus actividades cotidianas habituales. A veces te preguntas si has comenzado a menstruar. Sientes una sensación mojada y resbalosa en la vulva. Cuando te fijas, podrías ver un flujo y no darle importancia. Pero lejos de ser nada, este moco, que es producido por el cérvix durante unos días previos a la ovulación, es esencial para la fertilidad. Para entender este signo natural de la fertilidad, solo debes prestar atención a la sensación que produce. No necesitas tocarlo ni palpar dentro de la vagina.

 

Cuando comienza la fertilidad, notarás un cambio en la sensación en la vulva, que se va desarrollando durante los días siguientes. El moco que ves probablemente se hará menos denso y más transparente y la sensación será cada vez más mojada y luego resbalosa. Tanto los estudios clínicos como los del laboratorio han mostrado que el momento más fértil del ciclo coincide con lo que llamamos «la cúspide» —el último día de sensación resbalosa en la vulva—. Sabemos, por los estudios hormonales, que el día cúspide se relaciona estrechamente con el momento de la ovulación. En la mayoría de los ciclos el óvulo será liberado el día cúspide, pero en algunos ciclos la ovulación podría no ocurrir hasta el primer o segundo día después de la cúspide. El óvulo vive un máximo de 24 hs después que es liberado. Llevando un registro diario keeping a daily record de la sensación y la apariencia del moco, puedes a prender a reconocer tus períodos de infertilidad, de potencial fertilidad y la cúspide de la fertilidad.
La gráfica debajo muestra cómo esta mujer ha identificado su día cúspide Peak (marcada con una 'X') el día 18. Esto coincide perfectamente con los valores hormonales que confirman que en este ciclo la ovulación se produjo ese día. El estrógeno (línea azul) se eleva mientras el óvulo se desarrolla en el ovario. Esto coincide con el patrón evolutivo de moco que indica la fertilidad. La progesterona (línea amarilla) comienza a elevarse cuando la ovulación es inminente. Es el alza en la progesterona la que causa el cambio abrupto en la sensación por el cual se identifica la cúspide. Los niveles hormonales de esta mujer fueron medidos para un estudio de investigación. Se pueden obtener toda la información necesaria de la gráfica, sin necesidad de mediciones hormonales.

El patrón básico de infertilidad (PBI)

Después de la menstruación a menudo habrá unos días en que te sentirás seca y no verás ningún flujo. A esto se lo llama el patrón básico de infertilidad (PBI), que en este caso es de sequedad. El trabajo científico work of scientists indica que las hormonas están bajas en este momento y que el cérvix está bloqueado por un tapón denso de moco, que impide que los espermatozoides entren al útero. Esto significa que durante este tiempo estás infértil.

 

Hay otro tipo común de PBI que consiste en un patrón de flujo sin cambios, seguidamente a la menstruación: el flujo se siente y tiene la misma apariencia día tras días. También aquí los niveles hormonales están bajos y el cérvix está bloqueado, dando como resultado la infertilidad durante este tiempo.

 

Este patrón infértil de sequedad o de flujo puede continuar durante algunos días, o incluso semanas o meses, cuando la ovulación se retrasa (por ejemplo, durante la lactancia). Tu instructora del MOB te ayudará a interpretar tu PBI, para que puedas aplicar las reglas de los primeros días con confianza.

 

Patrón cambiante de fertilidad

 

La primera indicación de fertilidad potencial será un cambio que se aparta del PBI Basic Infertile Pattern .  Sentirás un cambio en la sensación que el moco produce en la vulva. A medida que pasan los días, notarás que el moco se vuelve menos denso y más transparente, y que la sensación se torna mojada y luego resbalosa. Las mujeres usan diferentes palabras para describir este patrón cambiante, evolutivo, pero el moco siempre tendrá una cualidad mojada, resbalosa, por su estructura y composición química, incluso cuando hay muy poca cantidad para ver. Este moco es esencial para la fertilidad y mantiene a los espermatozoides vivos y saludables.


Patrón cambiante de fertilidad: Puedes ver cómo se desarrolla un grupo de folículos en los ovarios. Cada folículo contiene un óvulo y un conjunto de células circundantes que secretan la hormona estrógeno. Esta activa el cérvix para que produzca el moco esencia para la fertilidad. Un tipo de moco producido por el cérvix disuelve el tapón, lo que significa que los espermatozoides ahora pueden entrar al útero.  Otro tipo de moco filtra las células espermáticas dañadas. Y otro tipo nutre a los espermatozoides para que puedan vivir hasta 5 días en el aparato reproductor. Forma canales que ayuda a que los espermatozoides viajen a través del aparato reproductor para encontrar y fertilizar el óvulo.

La fase fértil comienza con el cambio del PBI y se desarrolla durante 5 o 6 días en promedio. Pero incluso si solo dura un día más o menos, te avisará que la ovulación está próxima y que debes evitar las relaciones sexuales y el contacto genital íntimo, si quieres evitar quedar embarazada. Y si deseas lograr un embarazo, reconocer tu fertilidad evolutiva y la proximidad de la ovulación te ayuda a optimizar tus chances de concebir.

Quizá también notes que la sensación resbalosa está acompañada por una sensación turgente, blanda o hinchada de los tejidos de la vulva. Ningún otro signo de fertilidad, tales como dolor o gotas de sangre, son tan precisos o tan confiables como el moco.

Llevar un registro

La forma más efectiva de aprender a reconocer tus patrones personales de fertlidad e infertilidad de acuerdo con las señale del moco es registrar tus observaciones cada día en una gráfica. El objetivo es identificar cualquier día si el tener relaciones sexuales podría o no tener como resultado un embarazo.

Cuando aprendes el MOB por primera vez, debes abtenerte de tener relaciones durante una o dos semansa mientras aprendes a identificar tus patrones mucosos sin la presencia de fluido seminal que podría confundir tus observaciones. Después de esta etapa de aprendizaje, estarás pronta para usar las reglas del MOB Rules of the Billings Ovulation Method™.

Llevar un registro de tus observaciones se convierte en una segunda naturalez. Simplemente prestas antención a la sensación y a la apariencia del moco en la vuvla durante el día, y escribes unas palabras en la grafica para describirlo al final del día. Luego usas la estampilla de color o escribes el símbolo para representar lo que ha ocurrido, para recnocer fácilmente tu patrón. Tu instructora te explicará el uso de las estampillas y símbolos.

No te preocupes si tu patrón no se asemeja en nada al de otros. Cada mujer es una persona individual con sus propios patrones. La mayoría de las mujeres rápidamente comprenden su patrón de fertilidad, y una instructora capacitada puede asegurar que estés interpretando correctamente tu gráfica.

 Click here to download Personal Record Chart - for printing
 Click here to download Personal Record Chart - for use on computer

 

La gráfica que se muestra a continuación es de un ciclo típico. Puedes registrarla usando estampillas de colores o bien símbolos (no ambos). Una instructora acreditada en el MOB te ayudará a entender el uso correcto de las estampillas / símbolos y a interpretar tus propios patrones de  fertilidad / infertilidad, como se muestra en la gráfica.

La cúspide de la fertilidad

Tanto estudios clínicos como de laboratorio clinical and laboratory studies han mostrado que el último día de la sensación resbalosa es el momento más fértil del ciclo. Es llamado la cúspide de la fertilidad, porque es el día con mayor probabilidad de que las relaciones sexuales den como resultado un embarazo. Los estudios muestran que la ovulación generalmente tiene lugar dentro del plazo de un día después de la cúspide. Es importante darse cuenta de que la cúspide no es necesariamente el día de mayor cantidad de moco. La sensación resbalosa, lubricada, puede durar un día o dos más después que han desaparecido los signos visibles de moco, lo que quiere decir que todavía estás muy fértil —la sensación es el síntoma más importante—.

Estudios de la OMS Trials by the World Health Organisation han mostrado que más del 90 % de las mujeres pueden identificar su fase fértil y el día cúspide de fertilidad en el primer mes de observación y registro.

Si bien una usuaria experimentada del MOB a menudo puede reconocer su día cúspide a medida que está ocurriendo, solo puede verificarlo al día siguiente, cuando ya no se siente resbalosa. El cambio después del día cúspide puede ser a seco o a pegajoso, ocasionalmente a húmedo, pero definitivamente no a resbaloso.

Una vez que se ha reconocido la cúspide, se puede aplicar la regla del día cúspide Peak Rule: si no quieres concebir, debes evitar tener relaciones sexuales durante los tres días siguientes a la cúspide. Esto permite que se dé la ovulación en el último momento posible (hasta 48 hs después de la cúspide) y deja pasar el tiempo máximo de vida del óvulo (24 hs). A partir de la mañana del 4º día después de la cúspide hasta el fin del ciclo estás infértil —el óvulo está muerto y no volverás a ovular de nuevo hasta después de la próxima menstruación—.

La cúspide de la fertilidad: la ovulación está muy cerca; el óvulo pronto será liberado del folículo. Entonces será aspirado por la trompa de Falopio, pronto para comenzar su trayecto hacia el útero.

 

Primer, segundo y tercer día después de la cúspide: si no tiene lugar la fertilización, el óvulo morirá dentro del plazo de un día después de la ovulación.  Pero si el óvulo se encuentra con el espermatozoide en su camino, la fertilización puede tener lugar. Tras la ovulación el folículo vacío se transforma en el cuerpo lúteo. El cuerpo lúteo produce una hormona llamada progesterona. Esta prepara al endometrio para el caso en que haya un óvulo fecundado pronto para implantarse. También provoca que se espese el moco y que se empiece a formar de nuevo el tapón en el cérvix. El día siguiente a la cúspide ya no te sentirás mojada ni resbaladiza en la vulva. Al término de los tres días siguientes a la cúspide tu fertilidad se ha terminado por este ciclo.

 

La fase infértil posovulatoria

 
 

En un ciclo fértil, la menstruación sigue a la cúspide Peakentre 11 y 16 días después, a menos que se hay producido la concepción. Este intervalo de aproximadamente dos semanas se llama la fase «lútea».

En lo que dura esta infertilidad posovulatoria puedes registrar chart días de sequedad o días de flujo, pero la sensación no volverá a ser resbalosa como en la fase fértil. Muchas mujeres notan uno o dos días de sensación mojada antes de la menstruación, pero si has reconocido la cúspide con confianza, sabrás que esta es tan solo una indicación de que el ciclo se acerca a su fin.

Es importante recordar que cada ciclo puede ser diferente. Llevando una gráfica y aplicando las reglas del MOB Rules of the Billings Ovulation Method™, sabrás día a día cuándo estás infértil, potencialmente fértil, y cuándo ovulas.

Tu instructora te explicará lo que está pasando en tu cuerpo en base a lo que hayas registrado en la gráfica, y te ayudará a ganar confianza para usar el MOB de forma exitosa en cada etapa de tu vida reproductiva.

 

 

4 reglas simples del Método Billings de la Ovulación  

El MOB tiene solo cuatro reglas simples, que se pueden aplicar en todas las circunstancias y en todas las etapas de tu vida reproductiva:

Las reglas de los primeros días se aplican en los días previos a la ovulación.

Primera regla de los primeros días

Evite las relaciones sexuales en los días de sangrado menstrual profuso.

En un ciclo corto la fertilidad puede comenzar antes de que haya terminado el sangrado, y este podría enmascarar la presencia del moco que indica fertilidad.

Segunda regla de los primeros días

En presencia del PBI,Basic Infertile Pattern   se puede tener relaciones solo de noche, siempre que no sean noches consecutivas.

Espea hasta la noche para estar segura de que no ha habido cambios en tu PBI. Es preciso que estés de pie y en movimiento por algunas horas para que el moco descienda hasta la vulva, donde puedes percibirlo. La razón por la cual no se debe tener relaciones en noches consecutivas es porque el día siguiente a las relaciones puedes sentirte húmeda y ver un flujo de fluido seminal que puede enmascarar un cambio en el patrón mucoso. El fluido seminal detectado el día siguiente a las relaciones no contendrá espermatozoides vivos. Por lo que aun si la fertilidad comenzara en las horas siguientes a haber tenido relaciones, no habrá espermatozoides capaces de alcanzar y fertilizar el óvulo.

Tercera regla de los primeros días

Cuando haya un cambio en el PBI, espera y observa.

Esperar sin tener relaciones cuando hay un cambio en el PBI te permite observar si este cambio evolucionará hasta llegar a una cúspide o en retorno al PBI. Un cambio en el PBI indica fertilidad potencial y la posibilidad de supervivencia de los espermatozoides.

Si se observa una cúspide Peak, se puede aplicar la reglad del día cúspide. Si retorna el PBI, deberías esperar tres días más y luego retomar la segunda regla a partir de la cuarta noche. Eso asegura que las hormonas se hayan estabilizado de nuevo en un nivel bajo y que el cérvix esté firmemente cerrado.

Una vez que se ha reconocido la cúspide de la fertilidad, se aplica la regla del día cúspide.

Regla del día cúspide

Se pueden tener relaciones en cualquier momento a partir del comienzo del cuarto día después de la cúspide hasta la siguiente menstruación.

Esperar hasta el 4º día después de la cúspide da tiempo a que se produzca la ovulación y para que termine el tiempo de vida del óvulo. Por el resto del ciclo estás infértil, porque el óvulo está muerto y no ovularás de nuevo hasta después de la próxima menstruación.

Para evitar un embarazo aplica las reglas de los primeros días y la regla del día cúspide como se ha señalado arriba.

Para lograr un embarazo aplica las reglas de los primeros días para que puedas identificar con claridad cuando te tornas potencialmente fértil. Una vez que notes un ccambio en tu PBI, espera sin tener relaciones hasta que notes la sensación resbalosa. Esta significa que estás en tu momento más fértil y que la ovulación está muy próxima. Si tienes relaciones en los días de sensación resbalosa y el primer o segundo día después de la cúspide, tendrás las mejores chances de concebir.

Tu instructora puede ayudarte a interpretar tu patrón personal de fertilidad e infertilidad  a aplicar correctamente estas pautas.